Por qué las estatuas egipcias tienen nariz partida

¿Qué pasó con todas las narices?

Por qué las estatuas egipcias tienen nariz partida. Los ladrones de tumbas pueden haber desfigurado deliberadamente estatuas y obras de arte. Todo para evitar que los espíritus busquen venganza.

Una de las cosas más curiosas sobre las antiguas estatuas egipcias, es la ausencia de la nariz en la mayoría de los casos. Si bien podría ser fácil atribuirlo a un deterioro relacionado con la edad, la naturaleza selectiva del daño y la frecuencia con que ocurre. Parece sugerir que puede haber una explicación alternativa.

Según Edward Bleiberg, encargado de las galerías de arte egipcia del Museo de Brooklyn. La eliminación de la nariz fue en realidad un acto deliberado de sabotaje.

Por qué las estatuas egipcias tienen nariz partida

La clave de esta desfiguración radica en la antigua creencia egipcia de que tales esculturas contenían las almas de los difuntos y que las estatuas, pinturas y otras representaciones representaban una especie de «portal» entre el mundo de los vivos y el mundo sobrenatural.

Para los ladrones de tumbas que buscan protegerse de las represalias divinas por sus actos de robo, eliminando la nariz efectivamente «cree que ha matado» al espíritu impidiéndole respirar.

«La parte dañada del cuerpo ya no puede hacer su trabajo», dijo Bleiberg. 

Por esta razón, hay una larga historia de artefactos egipcios que han sido desfigurados deliberadamente. Incluso cuando llegó el cristianismo, los íconos de las deidades egipcias se dañaron para evitar que los «demonios» resucitaran.

«Las imágenes en el espacio público son un reflejo de quién tiene el poder de contar la historia de lo que sucedió y lo que se debe recordar», dijo Bleiberg.

¿Sabias esto? Compártelo con tus amigos en las redes sociales, así me ayudarás a crear más contenido interesante. Si te ha gustado esta publicación, no te pierdas las siguientes.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *